Supersacos

Es un empaque para transportar cargas a semigranel, desde 400 a 2,000 Kilogramos.

Fabricados con resinas de polipropileno de alta calidad sus usos se extienden tanto a la industria como a la agricultura. Entre otros, está el empaque de semigranel de azúcar, arroz, harinas, fertilizantes, resinas sintéticas, concreto, trigo, sal comestible e industrial, chile y pimienta molida, cebollas, papas, nueces, melones, naranjas, frijoles, carbonato de calcio, dolomita, zeolita, niquel y alimentos para animales. Al convertirse en instrumento para transporte a semigranel, reduce los costos de empaque y miniminiza el espacio utilizado en bodega. Se pueden estibar hasta nueve supersacos verticalmente, en forma piramidal para estabilizar el almacenaje.

Los supersacos, usualmente, necesitan únicamente una tolva o depósito para su llenado y un montacarga para su transporte. Se adaptan a las necesidades del cliente, tanto por sus medidas como por la variedad de tipos que se fabrican. Los seis estilos comunmente fabricados son:

Boca Abierta fondo cerradoBoca abierta y válvula de descarga Boca con tapa y fondo cerradoBoca con tapa y fondo con válvula para descargaBoca con válvula de carga y fondo cerradoBoca con válvula de carga y fondo con válvula de descarga
Especificaciones del Producto
Materia prima:Tanto la tela como las fajas utililizadas para su levante son fabricadas con resinas de polipropileno de muy alta calidad.
Tela:La tela es tubular y se fabrica en telares que utilizan tegnología de punta. La propiedad de tubular y sin costuras a los lados le da una resistencia mayor si se compra con el U-panel. Usualmente la tela con que se confecciona tiene una densidad de 180 a 300 gramos ppor metro cuadrado.
Costuras:Se utiliza hilo de multifilamento de polipropileno de alta calidad.
Aditivos:Se usa masterbatch blanco como colorante y aditivos bloqueadores a los rayos ultravioleta para evitar la degradación del polímero con que es fabricado.
Medidas:Se diseñan de acuerdo con especificaciones del cliente y el volumen que se requiera empacar. Alcanzan capacidades de empaque que van de 400 a los 2,000 kilogramos